h1

Bunbury

Martes, 29 agosto, 2006

Mucho he tardado pero aquí está, un post en este blog dedicado a Bunbury. Quien me conozca ya sabe de mi admiración por Heroes del Silencio, y tras la ruptura de este maravilloso grupo por la carrera en solitario de Enrique Ortiz de Landázuri, es decir, Bunbury.

Admirado por unos, odiado por otros, lo que hace único a este a artista es eso, que nunca es indiferente a nadie. Ya sé que muy objetivo no puedo ser tratando este tema pero lo que sí es verdad es que este tío ha hecho lo que ha querido, cuando ha querido y como ha querido. Y si no sólo hay que fijarse en su carrera musical y en la variedad de estilos que han tenido todos sus discos, desde cualquiera de Heroes del Silencio hasta El Viaje a ninguna Parte pasando por Radical Sonora, Pequeño y Flamingo.

Radical Sonora (1997)

Su álbum debú como solista. Manzanera fue su productor. El primer disco en solitario de Enrique lo separó totalmente del sonido de Héroes. Su apuesta se acercaba a la electrónica, a la música árabe y al rock más psicodélico.
Bunbury arriesgó, quería investigar sobre nuevas tendencias y sobre él mismo. ¿El resultado? Dispar. La crítica le aclamó con cautela y el público le dio la espalda.
En el año 1997 la gira de Radical sonora se convirtió en una pesadilla para Bunbury. Cuando finalizó el tour por España sufrió una crisis muy profunda que incluso le hizo plantearse abandonar la música. Se sentía incomprendido: “Necesito un público que me haga crecer como músico, no que me haga tocar toda la vida Entre dos tierras y encima como lo hacía con Héroes”.

 

Pequeño (1999)

Un álbum con aires de cabaret y de sonidos mediterráneos, que planteó inicialmente como su último álbum: “Me propuse hacer el disco que me saliera, y me salió Pequeño. Me daba igual si la gente no lo entendía. Quería hacerlo y si me tenía que retirar, pues me retiraba. Así me lo planteé”.
La cosa empezó a cambiar. A pesar del relativo -más bien escaso- apoyo de las radiofórmulas, Pequeño caló en el público. Canciones como “Infinito” o “El Viento a Favor” encumbraron nuevamente a Bunbury, que volvió al primer plano de la actualidad.
Empezó a reconciliarse con el público y abrió el espectro no sólo a jóvenes, sino también a mayores. Pequeño fue disco de platino, como ya lo había sido Radical sonora, y con él consiguió éxito en México y en Argentina, donde Bunbury comenzaba a consolidarse como figura de culto para algunos. Entre tanto, el artista recibió una nominación a los Grammy Latinos por “El Extranjero” en la categoría de Mejor Interpretación Pop Masculina.

Terminada la etapa de Pequeño, Bunbury se fue a Tarragona a componer su tercer disco en estudio. Antes publicó como regalo para los fans un directo, Pequeño cabaret ambulante (2000), con el que pretende reflejar el espíritu de “la gira que más he disfrutado en mi vida”.

Flamingos (2002)

 

El artista se tomó casi nueve meses para parir un disco complejo hasta que nació Flamingos (2002), en el que hay canciones con más de 150 pistas de sonido. Le acompañaban en Avinyonet de Puigventós (Gerona) su banda de nueve músicos y se acercaron a los estudios de Music Lan muchos amigos del zaragozano. Por allí pasaron Jaime Urrutia, Quimi Portet, Shuarma (Elefantes), Carlos Ann, Kepa Junquera, Adrià Puntí, etc. que fueron dejando su huella en un disco denso, marcado por la ruptura matrimonial de un Bunbury que posa vestido de boxeador para la portada del disco. El mensaje es evidente: “Me han golpeado, pero tengo ganas de levantarme y pelear”; de ahí canciones como “Contar contigo” o “No se fie”. Todo el disco en su conjunto es una metáfora hacia su trágica separación, con letras muy comprometidas.
La apuesta musical de Bunbury da sus frutos. Es disco de oro de salida, el lanzamiento es todo un éxito en México y Argentina, y se cuelga el cartel de “no hay billetes” en los primeros conciertos en España. En varias capitales mexicanas se forman colas de más de 4.000 personas para que Bunbury firme un disco.
Un año y medio de gira. Más de 150 conciertos y más de 300.000 discos vendidos entre España y América consolidan la figura de un artista que ya tiene estatura de estrella. Bunbury se paseó durante 2002 y 2003 por los principales escenarios de México (Auditorio Nacional), Argentina (Estadio Obras) o Nueva York (Central Park). El colofón al interminable tour Flamingos fue un DVD que publicó en septiembre de 2003, titulado “Una cita en Flamingos”, que recoge dos conciertos y multitud de información sobre la gira más importante en su carrera.

 

El Viaje a ninguna Parte (2004)


Con El Viaje a ninguna parte (2004), Bunbury decidió lanzar un disco doble de corta duración (aprox. 80 minutos). Según él: “es mejor dos discos cortos que uno largo”. La influencia latinoamericana está muy marcada en este disco, pero a diferencia de “Pequeño” los temas no están marcados por la fusión entre tendencias. En consecuencia, encontramos temas con influencias del tango (Voces de Tango), música mexicana (Por un malnacido), música de Centro-américa y el Caribe (Palo de Mayo, Trinidad) y cantos nostálgicos con influencia del bolero (Canto – El mismo dolor).
Cada tema posee una descripción de dónde fue compuesto y en qué fecha (la mayoría en México y Centro-américa, durante el 2003), lo que ayuda a entender algunas situaciones descritas.
A lo largo de todo el disco se nota un Enrique Bunbury con un estilo distinto de vocalización; en “Anidando Liendres” se le nota la voz mucho más fuerte (o quizás forzada), mientras que en “Canto (el mismo dolor)” se le nota más suave de lo normal. Diferente, pero interesante.
El arte del disco y la puesta en escena de la gira estaban basados en un concepto circense.

 

Sus devaneos con el rock, el tango, las rancheras la música árabe, el blues o el jazz han caracterizado al autor.
En 2005 y a través de su página web Enrique Bunbury anuncia la disolución de “El Huracán Ambulante” (la banda que le acompañó durante los últimos 8 años), la cancelación del resto de su gira por España y América y su temporal retiro (aunque sin fecha de regreso) de los escenarios.

En 2006 saca a la venta Canciones 1996-2006, un recopilatorio de temas de sus álbumes en solitario. Durante este año, realiza colaboraciones en los discos de varios grupos, como “Revólver” o “Quique González”. También ha colaborado en el último disco/recopilatorio de “Pereza” y ha participado en el video de Jaime Urrutia “Nada por Aquí”.

El próximo 18 de Septiembre verá la luz el nuevo trabajo de Bunbury, esta vez junto a Nacho Vegas (ex- Manta Ray), que llevará por título “El Tiempo de las Cerezas” y del que ya comentaré algo en cuanto lo haya disfrutado. Veremos a ver que nuevas sorpresas nos depara de nuevo el gran Bunbury.

“Aunque no sea Conmigo” (Una cita en Flamingos 2003)

Bunbury en la MTV (2002)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: